Kopel Sánchez nos anuncia el lanzamiento de Comunidad Ventura, un ambicioso proyecto que surge como la evolución natural de la fantástica experiencia arquitectónica e inmobiliaria de su serie Ventura. Fabián Kopel y Sebastián Sánchez nos anuncian lo que viene, un mundo donde la tecnología y la humanidad se reconcilian. Vivimos tiempos de cambios y transformaciones, donde incluso aquellas verdades absolutas con las que hemos crecido ahora se cuestionan, revisan y en muchos casos se modifican. En este contexto, el tema de cómo se concibe al espacio en el que vivimos también anuncia cambios. Las nuevas generaciones conciben de una manera distinta la idea del espacio habitable. La idea de ser propietario ya no inquieta tanto y el estilo de vida que practican demanda espacios cada vez más prácticos y fáciles de mantener. Al mismo tiempo la necesidad de recuperar humanidad, luego de un par de décadas de vértigo creciente en las autopistas de las redes de internet, significa que aquellos espacios para vincularse físicamente a partir de intereses compartidos han recuperado fuerza y vigor. Escuchar música, beber cerveza, tomar café e incluso comer, son actividades que sorprenden con un regreso vigoroso a la agenda de nuestras ciudades. El desarrollo de los proyectos inmobiliarios viene gestándose a partir de unidades de escaso metraje y comodidades básicas concebidos pensando en jóvenes y parejas también jóvenes. En este tramo del mercado inmobiliario, los monoambientes o apartamentos de uno y de hasta dos dormitorios son los que registran mayor demanda. Una nueva generación de consumidores apuesta a la practicidad y la comodidad entonces adquiere una nueva definición. El concepto de integración que la sociedad uruguaya mantenía en términos de vecinos o amigos del barrio también ha sido reemplazado por una amigable relación a distancia que se limita a los encuentros casuales en el hall, el ascensor y, en el caso de los propietarios, en las difíciles reuniones de consorcio. A partir de estas ideas y desde el éxito que han supuesto cada uno de los proyectos inmobiliarios desarrollados por el Estudio Kopel Sánchez, fundamentalmente en su serie Ventura, los arquitectos Fabián Kopel y Sebastián Sánchez comenzaron a desarrollar un plan de trabajo más ambicioso,la creación de la Comunidad Ventura. “Con la Comunidad Ventura pensamos en la experiencia de vida que es posible proponer a nuestros habitantes. Ya no se trata de resolver problemas espaciales o de construir contenedores. La idea es trabajar para proponer un modo de vida que recoja inquietudes, gestos y necesidades humanas que se apoyen en espacios comunes de integración. La tendencia nos lleva a proyectar edificios con unidades donde los habitantes duermen y se alimentan y generar espacios comunes donde estos puedan organizar reuniones familiares o sociales, con lo cual el concepto de amenity ha ganado mucha importancia en los proyectos de los últimos años. En nuestro plan de trabajo, el que anima la creación de la COMUNIDAD VENTURA, estos espacios comunes trascienden la idea de extensión de la unidad que se habita para convertirse en un espacio de integración que promueve encuentros y vínculos entre vecinos del edificio y también del barrio. Compartir el tiempo libre, hacer ejercicio juntos e incluso poder trabajar o estudiar juntos, supone un cambio en la oferta inmobiliaria que no hace otra cosa que interpretar necesidades e inquietudes. Así como existen redes sociales que unen a las personas según sus gustos o intereses, los habitantes de los edificios de la serie VENTURA podrán generar una plataforma que una a los habitantes según sus afinidades y que puedan encontrarse en el mismo lugar donde viven. Es decir, buscamos generar experiencias de vida y amistades que mejoren la calidad de vida de todos...”